En Beziers: “Buen gusto, temple, empaque y torería”

Para el público fue de dos, pero el presidente decidió sacar un pañuelo. Y como vivimos en democracia, el pueblo manda: David Mora cortó dos orejas. Y lo hizo como sabe, con temple, mando y profundidad; pasándose el toro cerca. Muy cerca. Sin embargo, a milímetros del pitón había un muslo recientemente abierto. No le importó. El público no se dio cuenta. Porque David Mora no es de exteriorizar el dolor ni de hacer aspavientos. No hace falta. Su toreo lo dice todo.

En Aplausos.es, Rolland Agnel vio así la tarde de de Beziers: “Inicio torerísimo en ayudados por alto como anticipo de una gran faena por los dos pitones con el denominador común del buen gusto, el temple, el empaque y la torería. Terminó por meter al público en la faena de rodillas y más tarde en ajustadas manoletinas. Rubricó con una gran estocada de efectos fulminantes. Gran petición de trofeos. La labor de dos orejas se quedó en una porque el palco le robó la segunda. Dio dos vueltas al ruedo y el usía escuchó una sonora bronca. El último de la tarde fue un toro rajado que no dio ninguna opción al torero de Borox, que sólo pudo justificarse”.

En Mundotoro.com, narran así la actuación de David Mora: “Cortó una oreja y dio dos vueltas al ruedo tras torear con temple y reposo a un toro enclasado. Mora lo toreó a gusto en una labor para la que incluso se pidió con fuerza la segunda oreja aunque el presidente no tuvo a bien concederla, por lo que fue abroncado. Intentó esforzarse el diestro con el deslucido sexto en una labor de porfía sin que pudiera obtener resultado tangible”.

En Cultoro.com, resumen de esta manera el triunfo: “Tuvo profundidad Mora para gustarse en el toreo de mano diestra, poderoso y entregado, templando la enclasada embestida con poder y rematando con muchísima torería antes de salir de la cara. Tuvo usía una tanda con la mano izquierda de vuelo al morro y largo trazo. No tuvo opción ante el deslucido sexto, desclasado y protestón, con el que no hubo más que justificarse”.

En el soporte digital del periódico La Razón, Germán Jiménez escribe la siguiente crónica: “Realizó una extraordinaria faena. Practicó un toreo puro, de temple, mando y suavidad. Una gran faena que concluyó con unas ajustadas tandas de manoletinas antes de tumbar patas arriba al animal. La petición de oreja fue unánime y grande por parte del público, tan grande como la consiguiente bronca ante la negativa del usía, que con su decisión privó a Mora de la anhelada Puerta Grande”.

“En sexto lugar se corrió un toro ensabanado que de bonito tuvo únicamente su lámina, ya que se vencía con peligro por el pitón derecho y se mostró manso aunque encastado y con auténtico peligro. El torero, que brindó la faena a sus compañeros de cartel, puso gran decisión en su quehacer, pero tuvo que terminar tirando la toalla ante lo difícil y peligroso del morlaco, al que mató de un pinchazo y una estocada entera”.

Foto: Mundotoro.com

Noticias

 

Acceso Noticias

Fotos

 

Acceso Fotos

Vídeos

 

Acceso Videos

Tweets

No tweets found.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Politica de Cookies. Para saber mas sobre las cookies que utilizamos y como eliminarlos, consulte nuestra Politica de Cookies.

Acepto las cookies de esta web.