David Mora transmitió su torería y buen momento en Valencia

El 19 de marzo, día grande de las Fallas de Valencia, David Mora volvió a pisar el ruedo del Coso de la Calle Xàtiva, ante una gran expectación y una afición valenciana entregada a una tarde desapacible por el tiempo pero que en un principio prometía.

No hubo opciones ante unos toros con escasez de fuerzas. En su primer toro, un sobrero que demostró algo más de fuerza y transmisión que el resto, David Mora pudo lucirse con el capote y en la muleta nos deleitó con su toreo clásico, de profundos y templados muletazos que llegaron al tendido y emocionó a los allí presentes. Lástima que el astado se rajara debido a la falta de fuerza. El Presidente decidió no conceder la oreja a pesar de la fuerte y mayoritaria petición por parte de la afición y quedó en una vuelta al ruedo con una gran ovación y la importancia de haber dejado muy buenas sensaciones y haber mostrado el buen momento en que se encuentra.

Con su segundo solo pudo lucirse con el capote, tanto en el saludo como en el quite. En la faena de muleta no hubo ni la mínima opción, el toro perdía las manos y el público entendió perfectamente que era inviable.

Fotos: César Erustes.

DSC 9666

Mundotoro – Maribel Pérez

Faltó mecha; sobró pólvora

En su regreso a las grandes Ferias, David Mora dejó una actuación muy convincente. Debió cortar una oreja del tercero, que el presidente no concedió, pero por encima de ese trofeo quedó la buena sensación que transmitió.

Más basto que sus hermanos y amplio de sienes fue el sobrero que hizo tercero, un ejemplar que dentro de su mansedumbre se desplazó con transmisión en dos o tres series y que abriéndose mucho debido a su condición, permitió a David Mora componer y gustarse. Ese fue el núcleo central de la faena antes de que el toro terminara de decantar su mansedumbre. El de Móstoles finalizó su actuación con una estocada entera y el público, a pesar de los paraguas, pidió una oreja de forma mayoritaria. El presidente debió conceder el trofeo y el torero acabó dando la vuelta al ruedo. Acapachado, muy reunido de testa, queriendo enseñar las palas, muy bonito de hechuras, el jabonero sexto se paró pronto pero no dio opción apenas de lucimiento a David Mora.

 

La Tribuna de Toledo - Dominguín

La vuelta de David Mora en su vuelta a las Fallas

Tras su reaparición exitosa en el Palacio de Vistalegre de Madrid, nuestro paisano David Mora ha vuelto por la puerta grande a los circuitos del toreo y a las ferias importantes. Qué mejor fecha para pisar el coso valenciano que el día del patrón y con la estrella de la tierra. Junto a Enrique Ponce y Sebastián Castella, ha lidiado una corrida de toros de Núñez del Cubillo. Se da la curiosa circunstancia que este cartel es el mismo que se llevó a cabo en la localidad de Borox allá por el año 2006.

Mora pisó la plaza de Valencia con el apoyo y el cariño de los aficionados que rebosaron los tendidos y gradas del coso para ver el cartel estrella de la feria de Fallas. Recibió a su primer toro de manera magistral con temple y una media de ensueño, pero la escasa fuerza del jurel hizo que se fuera a los corrales. En su lugar salió un castaño de buena condición, de intermitentes embestidas, que David Mora  toreó con el capote como nos tiene acostumbrados y luego, tras brindar al público, comenzó a torearlo sin probaturas. Jugó inteligentemente con las distancias y el toro que era alegre de embestidas fue metiéndose en el canasto del toledano. Se le vio con gusto y pellizco, dejando auténticos carteles de toros que regaló a los asistentes a la corrida de San José. El astado cantó la gallina y abandonó la lucha con el torero, que ya con la espada en la mano se encargó de enterrarla hasta los gavilanes. Con la lluvia haciendo acto de presencia y los espectadores con sus paraguas en las manos rompieron a pedir la oreja de manera mayoritaria, pero incomprensiblemente el presidente negó la mayor y dejó sin un trofeo, más que merecido, al torero de Borox. La vuelta al ruedo posterior fue todo un clamor, un reconocimiento a la reaparición, el esfuerzo y el tesón de un torero que ha vuelto a las plazas con ganas de plantar batalla y emocionar al público.

No pudo acabar su tarde David Mora como esperaba; delante de él un astado jabonero de preciosas hechuras, que hacía esperar un remate por todo lo alto. Todo se puso de lado y el astado se paró y se vino abajo dejando sin ninguna opción de triunfo al torero. Palmas de despedida a la terna pero en especial a nuestro paisano que ha rozado el triunfo en Valencia y a buen seguro logrará muchos en lo que queda de temporada.

 

Aplausos – Redacción

Ponce, única oreja con decepcionantes Cuvillos

“David Mora se lució en el saludo capotero al tercero. Dio un manojo de verónicas coronadas con media, revolera y un par de "naturales" que caldearon el ambiente. Sin embargo, el toro comenzó a blandear y el presidente asomó el pañuelo verde en el tapete del palco. También toreó bien de capa al sobrero. Se dobló el madrileño con él al inicio de la faena. Fue un toro con más poder, motor y transmisión que sus hermanos, desplazándose bien en las primeras series aunque sin gran clase. Bien el torero en las series sobre ambas manos, despejado de mente y exhibiendo buen sitio. Sin embargo, no duró el animal, que terminó rajado. Mató de estocada trasera y dio una vuelta al ruedo tras petición de trofeo.

Precioso de hechuras el jabonero sexto. Bien de nuevo David Mora con la capa, tanto en el saludo como en el quite a la verónica. Empezó con cambiados por la espalda en el tercio para abrir una faena que nunca logró tomar vuelo por la falta de vida, entrega y empuje del animal. Efectiva estocada. Palmas para el torero.”

Noticias

 

Acceso Noticias

Fotos

 

Acceso Fotos

Vídeos

 

Acceso Videos

Tweets

No tweets found.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Politica de Cookies. Para saber mas sobre las cookies que utilizamos y como eliminarlos, consulte nuestra Politica de Cookies.

Acepto las cookies de esta web.